sábado, 18 de junio de 2016

Corazón de chicle

(octavo aniblogsario) 

Ya ven ustedes, Juguetes del viento cumple otro año más. Y está tan contento  y emocionado que se le alborotan las palabras y casi no sabe qué decir.
Porque cumplir un año más, un año bloguero, no es poca cosa. Al contrario, es una gran cosa, y más si, como en este caso, el blog no sólo sobrevive sino que verdaderamente vive y crece.
Claro que el mérito no es suyo, sino de los lectores. Porque cada visita, cada comentario, cada seguidor y cada minuto que ustedes pasan aquí son una inyección de energía, de vitalidad  y de motivación.

Este año, además, el corazón del blog, que parece de chicle, se ha ensanchado un montón. Faltan algunos nombres de lectores que ya no vienen por aquí (lo cual es algo lógico), pero son más los nombres nuevos que contiene. Y tan maravilloso es que haya nombres nuevos como que el corazón siga incluyendo nombres que llevan años ahí. 
Como siempre digo, yo no dejo de asombrarme, y de dar la gracias, por esa fidelidad, por esa presencia incansable de quienes llevan tanto tiempo viniendo por aquí, algunos desde el principio y muchos sin faltar a una sola entrada.  Y  a eso, teniendo en cuenta las ocupaciones de cada cual, los avatares de la vida y los ires y venires de las circunstancias, yo le doy muchísimo valor.

Además, para mí lo más importante no es que los lectores de este blog sean muchos o pocos, sino su talla personal e intelectual, que se percibe a través de sus comentarios. Muchas veces me han dicho, en vista de esos comentarios, que tengo lectores de lujo,  y muchas veces he dicho yo que lo mejor de mis entradas son los comentarios que reciben. Porque todos aportan grandes cosas a Juguetes del viento: lucidez, ingenio, entusiasmo, curiosidad, originalidad, conocimientos, buen humor, estilo, inspiración…

Por eso, tanto los lectores que llevan mucho tiempo  acompañándome como los que han ido llegando durante este octavo año de blog, hacen que me sienta, de todo corazón, privilegiada.

Con todos estos elementos, ¿cómo no va a estar el blog más fuerte y más guapo cada año? Así que, amigos míos, este nuevo aniblogsario no podría ser más feliz y estimulante.

¡Muchísimas gracias a todos!





20 comentarios:

Sara dijo...

¡¡¡Eres maravillosa, Ángeles!!! ¿Cómo no agradecerte ocho años de blog con esa infinita modestia que demuestras en esta entrada, que es, además (que lo sepas) una joya literaria?

¡¡¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!!

Espero, como mínimo, otro 80 años más. Mi salud peligra si no.

Millones de besitos.

Conxita Casamitjana dijo...

Muchas felicidades Ángeles, ocho años de blog es muchísimo tiempo y compartir esa aventura con personas que te han seguido desde el principio es algo que no sorprende porque visitarte siempre es un placer.

Yo que soy de las que hace poquito que te han descubierto y si me permites decirlo, fue un gran descubrimiento porque siempre disfruto aprendiendo de la mano de esas historias que cuentas, del tema que sea, siempre me parecen sorprendentes y también de los intercambios que se generan en tu blog, alrededor de los temas que propones que, en mi caso, hasta en alguna ocasión me han inspirado historias.

Gracias por ese regalo del precioso corazón en el que nos dejas un huequito a los que te visitamos.

Feliz octavo cumpleblog

Anónimo dijo...

Felicidades Ángeles por el octavo aniversario del blog.
Espero verte pronto.
Un beso.
Inma

Chaly Vera dijo...

Felicidades

Muchos besos

guille dijo...

Lo difícil sería encontrar este espacio y no volver.

Tus letras crean adicción.

Y es verdad que tienes comentaristas que valen la pena de leer. Y estoy contigo que eso es un lujo que mejora lo que ya es muy bueno.

Deseo que este aniversario solo sea el principio de muchísimos mas.

Yo -daloporseguro- estaré por aquí mientras tu resistas y me da por adivinar de que eres de las que resisten y resisten.

Chelo dijo...

¡¡¡8 años!!! Enhorabuena, Ángeles, es mucho tiempo para seguir llevándolo igual de bien o mejor si cabe, puedes sentirte orgullosa.
Estoy de acuerdo en que lo mejor de un blog son los comentarios, son ellos los que 'visten' nuestras 'casas' que, sin ellos, serían tan solo las cuatro paredes que conforman nuestras letras.

Te diré que me he sorprendido gratamente al ver mi nombre en el corazón, muchas gracias por el detalle.

Un beso enorme, y a por ocho años más.

Anónimo dijo...

Ocho años... nació con la Crisis y hasta la va a sobrevivir...claro, sus cimientos son sólidos porque están hechos con materiales firmes e inquebrantables como son tu curiosidad que nos transmites, tu amenidad y buen humor, tu ingenio y sobre todo, con esa simpatía y esa bondad que se transluce muchas de sus entradas.
¡Pues muchas felicidades a la obra y a su autora!
carlos

Ángeles dijo...


Sara, qué amable y qué generosa eres.
Muchas gracias por tu presencia en todas las entradas, y por el entusiasmo y el cariño que siempre me demuestras.

Ah, y si es por el bien de tu salud, aquí sigo el tiempo que haga falta, no lo dudes :D

Besos y abrazos


Muchas gracias por tus palabras, Conxita.

Yo también creo que ocho años es mucho tiempo para un blog, pero te aseguro que cada año disfruto más intercambiando ideas y palabras con vosotros, que sois el verdadero motor que hace que el blog siga en marcha.

Es verdad que hace poco tiempo que llegaste aquí por primera vez, pero desde el primer momento te ganaste un sitio en el corazón del blog.

Un abrazo


Muchas gracias, Inma.
Yo también espero que nos veamos pronto, sí.
Besos.


Gracias, Chaly.

Besos


Qué amable eres siempre, Guille.

Yo también espero celebrar muchos aniversarios más, y te tomo la palabra, así que cuento contigo, eh?.

Muchas gracias por venir siempre.
Un abrazo.


Gracias, Chelo!

Sí que me siento orgullosa, pero no por llevar ocho años con el blog, sino por ver aquí a las personas tan amables e inteligentes que le dais vida.

Y cómo no iba a estar tu nombre en el corazón. La agradecida soy yo, te lo aseguro.

Venga, vamos por otros ocho años!
Un beso grande para ti también.


Muchas gracias por tus palabras, Carlos :)

Yo creo que esos materiales que nombras con tanta generosidad no son nada comparado con el estímulo intelectual y emocional que supone la presencia de lectores como tú, que tanto valoras este blog.

Muchas gracias, de corazón.

*entangled* dijo...

Las cualidades por las que soy lector regular de Juguetes del viento (y que ya mencioné en algún aniversario anterior) son que muestras un gran amor por el lenguaje y la literatura; que siempre tienes una palabra amable para cada lector sin nunca mostrar un mal gesto aunque discrepes de la opinión ajena; que respondes a todos los comentarios. En suma, que pareces —y debo suponer que eres— una persona educada. Y eso, en estos tiempos en que impera la zafiedad y en los que el lenguaje parece banalizarse día tras día, es excepcional.

Por eso, *entangled* seguirá por aquí mientras le queden neuronas.

Mi agradecimiento y mis felicitaciones.

Macondo dijo...

Normalmente las cosas no son por casualidad. Si tus lectores son fieles y cada año van creciendo en número, será por algo.
Muchas felicidades.

Marisa C. dijo...

Muchísimas, pero que muchísimas felicidades. Siento no pasar a visitarte por tu blog tanto como quisiera, pero no importa el tiempo que pase, siempre me siento como en casa. Así que, a seguir otros ocho años más disfrutando, ;D. Abrazos.

Un paseante dijo...

Pues muchas felicidades, y que cumplas muchos más. Mantener un blog de este tipo durante tanto tiempo ya tiene mérito; y más hoy en día, cuando lo que se lleva es la comunicación esquemática y zarrapastrosa –ya sabes, 140 caracteres como mucho, y si son emoticonos mejor. No me extraña que lo que mole actualmente en el mundo blogeril sean los forofos de la moda “casual” y demás modernos solos o con leche. Aunque si tienes tantos seguidores será porque no todo está perdido.

Yo soy un recién llegado a este blog, entre otras cosas porque cada vez le dedico menos tiempo a la tarea de buscar: tengo que reconocer que he perdido mucha fe en ellos. Pero cuando me encuentro uno como este, cuando veo a alguien que además de contar historietas curiosas respeta y le tiene cariño al idioma, un “letraherido” como decía Umbral (que era un cantamañanas, pero a veces daba en el clavo), me conmuevo. Y aquí estamos.

Lo dicho: que cumplas muchos más. Ah, sí, y un regalillo:

https://youtu.be/CYuDb28P7jg

Soros dijo...

Es muy interesante visitar blogs que tienen verdaderos contenidos y en los que, como es tu caso, los autores escriben cosas de interés. Tú, además, sueles ser muy regular en tus artículos, como si fueras una persona disciplinada que se obliga a no dejarse.
Gracias por estos años.

Ángeles dijo...



*entangled* , muchas gracias por ese análisis tan positivo que haces del blog y por la conclusión que sacas. Me siento muy honrada.

Podríamos apostar a ver qué dura más, si el blog o tus neuronas. Y lo suyo sería que quedara en empate, claro :)

El agradecimiento es mío, te lo aseguro.
Un abrazo.


Muchas gracias, Macondo, por tus palabras, por venir un buen día y por seguir viniendo.


Marisa, querida, me encanta que te sientas como en casa. Tú ven cuando puedas (y espero que puedas muchas veces), que ya sabes que siempre es un placer verte por aquí.

Lo de otros ocho años me lo estoy planteando en serio, ¿eh? :D

Muchas gracias y un abrazo.


Muchas gracias, Paseante, y tú que lo veas.
No, no todo está perdido, yo estoy convencida. Y para convencerme me basta con ir a blogs como el tuyo y recibir comentarios como los tuyos. Yo también me conmuevo cuando encuentro sitios y personas así, letraheridos, educados e inteligentes (y el sentido del humor queda implícito en esto último).

Me ha gustado mucho el regalito, qué detalle. Gracias!


Soros, creo que sí, que en general soy una persona disciplinada. Pero para mantener el blog no necesito disciplina: es que si no escribo os echo de menos.

Gracias a ti por todo.


JuanRa Diablo dijo...

Y pensar que llegué aquí cuando se cumplía el segundo aniblogsario... ¡Y ya han pasado seis más! ¿¿Cómo es posible?? ¿Pero no fue anteayer?

He leído todos los comentarios de mis compañeros juguetistas y estoy muy de acuerdo en todo lo que dicen. Y además me siento contentísimo de que valoren este blog tanto como yo, porque mereces esos reconocimientos y muchos más.
Este lugar es una maravilla porque es un reflejo de ti misma y lo has hecho tan especial porque tienes el don de transmitir y contagiar el amor por los libros, por los cuentos, por la lengua y todas sus curiosidades... ¡Bravo! ¡Muchas felicidades y muchas gracias por tu dulce acogida siempre!

El día que consiga expandir la maldad gracias al viento de tu blog, ¡ya va a ser la repera! :p

MJ dijo...

¡Ocho años ya de maravillosas entradas! Siempre es un placer leer las historias que nos cuentas, tan interesantes, tan inteligentes, tan bien escritas. Y esos premios gamba y los cuentos de Pascualito... Tantas cosas... Imposible dejar de leerte. ¡Felicidades y que sean muchos años más!

Ángeles dijo...

Muchas gracias, JuanRa.

A mí también me parece imposible que hayan pasado seis años desde aquella primera visita tuya, pero me encanta, porque esos seis años de presencia diabólica, con todo lo que de bueno has traído al blog, ya no me los quita nadie.

Para mí es un honor y una satisfacción enorme que os gusten las cosillas que van apareciendo por aquí, y que si no fuera por vosotros no tendrían ningún sentido.
Y que esa respuesta se haya ido afianzando e incrementando cada año, es motivo de una alegría y un agradecimiento que yo no sé cómo expresar.

PD: ¡Cómo! ¿Mi blog como instrumento para expandir tu maldad? ¡Pues genial! :D


MJ, querida, muchas gracias por tu presencia desde el primer momento, por tu apoyo, tu entusiasmo y tu valoración siempre tan positiva. Ocho años sin faltar ni una sola vez... se dice pronto.

Espero que sí, que el viento siga soplando por aquí, y que tú sigas viniendo.

Besos.

Ana Blasfuemia dijo...

Felicidades al blog por su 8º aniversario. A ti por hacerlo posible. Y a los que te leemos porque es un regalo para nosotros.

Un abrazo

Holden dijo...

¡Enhorabuena Ángeles! ¡Es un notición! Hoy voy a brindar con una cerveza a la salud tuya, de tu blog, y de otros 8 magníicos años enseñándonos esos entresijos y secretos que las palabras se guardan para sí. ¡Felicidades! :D

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Ana B. Yo también me felicito por todo lo que me regaláis vosotros a mí.

Abrazos.


¡Qué bien, Holden, muchas gracias! Yo brindo por el año que llevas apareciendo por aquí sin falta, y por que sigas viniendo los próximos ocho.
Thank you!