viernes, 14 de junio de 2013

Quinto aniblogsario


 
Pues sí, Juguetes del viento cumple en estos días cinco años, que se dice pronto.
Fue el 18 de junio de 2008, cuando, después de mucho pensarlo y mucho dudar, pulsé por primera vez ese botón mágico que dice “Publicar”.
Fue muy emocionante y ahora debería decir que cada vez que vuelvo a pulsar para publicar una entrada nueva sigo sintiendo la misma emoción. Pero no sería exacto, porque lo cierto es que ahora la emoción es mayor.
Quizá porque aquella primera vez no sabía yo si alguien leería alguna vez lo que yo había escrito; si a alguien le gustaría; si alguien volvería a visitarme, ni si alguien se tomaría además la molestia de dejar un comentario.
Y ahora, en cambio, sé que hay personas dispuestas a leer, con todo su entusiasmo y su cariño, lo que por aquí va a pareciendo.
Lo cual es algo que me sigue sorprendiendo y emocionando.
Por eso quiero aprovechar este cumpleaños bloguero  para dar las gracias –muchísimas gracias- a las personas que pasan por aquí de vez en cuando, a las que han pasado alguna vez, a las que van componiendo ese lindo mosaico de seguidores añadiendo su tesela y por supuesto a quienes vienen siempre-siempre, dedicando  su tiempo a leer cada nueva entrada e incluso dejar por escrito su parecer.
Algunas de ellas están conmigo desde aquellos primeros momentos del blog. Sus visitas y sus comentarios fueron un estímulo precioso, y probablemente gracias a ellos el blog siguió adelante.
Y no solo siguió adelante sino que cada vez estaba más animado, pues seguían llegando visitantes nuevos que traían más ideas, más risas y más emoción.
Para todos no tengo más que gratitud por su compañía, por su interés, sus aportaciones, su amabilidad, su estímulo, su inspiración, y por la alegría que me da saber que están ahí.
Hay además otras  personas a las que no vemos nunca o casi nunca pero que también pasan por aquí con asiduidad, y como sé que están ahí detrás, quiero mostrarles mi agradecimiento también.
Por último, tengo que dar las gracias al propio blog, lo cual supone dármelas a mí misma, cosa absurda, lo sé, pero que resulta inevitable. Porque mediante este blog he encontrado otros blogs que me gustan, claro, pero sobre todo he encontrado personas; personas con las que comparto mucho, con las que aprendo, con las que me río (y con lo que me gusta a mí reírme…) y a las que siempre me apetece ver.
Ahora, recordando aquellos días en que no me terminaba de atrever a lanzar al espacio bloguero estos juguetes del viento, me imagino que no me hubiera llegado a decidir y me doy cuenta de lo mucho que me habría perdido y de lo diferente que sería todo.  
Como mínimo, yo estaría mucho menos contenta.
 
¡Gracias a todos! 
¡Feliz aniblogsario!
 

17 comentarios:

Sara dijo...

Querida Ángeles, me he emocionado mucho al leer esta entrada. Eres amabilísima al acordarte de todos nosotros en tu aniversario. De verdad, de verdad que no las merece (las gracias, por supuesto).
¡FELIZ ANIBLOGSARIO!

JuanRa Diablo dijo...

Para mí es una suerte inmensa haber encontrado este blog, y un enorme gozo toda la andadura que llevo con él desde entonces.
Lo encuentro elegante, amable, divertido, interesante y tiene su propia personalidad.

Estoy seguro de que si se pudiera oler, este blog tendría el aroma de una pequeña pero abastecida librería, de esas tan acogedoras en las que tan solo poner el pie en ellas ya no te apetece marcharte.

Pero todavía considero mayor suerte haber ido conociendo y tratando a su autora y descubrir lo mucho que pueden llegar a encajar y llevarse bien ángeles y demonios :P

Te felicito por tu buen hacer, Ángeles y me uno a esta celebración de la que tan contento estoy de formar parte.

¡FELIZ ANIBLOGSARIO!, y que sigamos jugando con las palabras al viento mucho tiempo más :)

Juann dijo...

Leí una vez en uno de esos foros de blogueros, que un gran número de blogs muere por aburrimiento en sus primeros meses de vida. Es decir, que sus autores llegan a creer que nadie los lee porque ven que tienen pocas visitas y, al final, lo abandonan. Parece ser que, en este vertiginoso mundo de internet y de conexiones ultrarrápidas, las cosas necesitan tiempo para llegar a ser conocidas y para hacerse un sitio en el ciberuniverso. Por ello aconsejaban paciencia. Paciencia, desde luego, no te ha faltado, Ángeles, para ir creando, como hábil orfebre,cada una de estas pequeñas joyas que son tus escritos y que, gracias a "Juguetes del viento", hemos podido disfrutar durante un lustro. Así que ¡Felicidades! ¿Y qué tal otros cinco añitos más?

Ángeles dijo...


Sara, querida, de quién me voy a acordar si no es de vosotros, que teneis la culpa de todo esto ;-)

Muchas gracias por estar siempre aquí, siempre atenta y con tan buena predisposición.

Besos.


JuanRa, gracias-gracias por tus cariñosas palabras, por tu amabilidad y por todo.
Sin duda es una suerte inmensa que llegaras un día a este blog, ¡pero una suerte para mí!

Ah, sí, ya sabes que los polos opuestos se llevan bien, sobre todo cuando en realidad no son tan opuestos ;-)

Un abrazo grande.


Muchas gracias, Juann.
Siempre tienes unos cumplidos muy generosos que no sé cómo agradecer.

No, a mí no me ha resultado nada difícil tener esa paciencia que dices. En realidad, el tiempo se me ha pasado volando y con alegría.

No sé si otros cinco años no serían ya un abuso por mi parte, pero de momento el viento sigue soplando.

Saluditos.

Borja F. Caamaño dijo...

Pues feliz aniversario...


... y abrazotes.

loquemeahorro dijo...

¡Felicidades! Yo,por lo menos, estoy muy contenta de haber encontrado este blog, hace ya... hombre, no diría yo que cinco años, pero ya hace una buena temporadita ¿verdad?

Gracias, enhorabuena y que dure mucho más.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Borja, ...

...y abrazotes que no falten :-)


Pues sí, Loque, una buena y feliz temporadita. Yo también estoy muy contenta de que nos encontráramos un día por esos mundos de Blogger.

Gracias-gracias.

Manuela Mangas Enrique dijo...

... y que cumplas muuuchos mááááás... ¡Bieeeeeeen!

Ya sabes que yo también estoy encantada de haberte encontrado.

Gracias por todo, bonita.

Un gran abrazo.

MJ dijo...

Las gracias te las tenemos que dar nosotros a ti, querida Ángeles. Siempre nos regalas, con toda la generosidad del mundo, tus cuentos, tus reflexiones, tus anécdotas, tus parejas complejas y tus premios gamba... Por eso la alegría es compartida, alegría de tenerte siempre por aquí, dispuesta a contarnos algo interesante con sentido del humor.
Muchas gracias y espero que el viento siga jugando muchos años más :-)

*entangled* dijo...

Siempre me ha gustado tu blog por el interés y la curiosidad que muestras para con el lenguaje, por la deferencia de agradecer y responder siempre a los comentarios, y por el tono siempre tan mesurado.

Feliz aniversario.

Ángeles dijo...

Manuela, el "encantamiento" es mutuo, y gracias a ti también por tu amabilidad y tus gentiles apreciaciones (y por la cancioncita, je-je).

Abrazos.


MJ, siempre atenta desde el primer momento, literalmente.
Muchas gracias por tus generosas palabras y por tu aprecio indesmayable.

Un beso.


entangled, muchas gracias por tus visitas, por tus siempre interesantes aportaciones y por apreciar, como ahora, aspectos o rasgos de este sitio que yo misma no veo.

Gracias.

Metalsaurio dijo...

¡Felicidades!

Mantener un blog es una afición que requiere su esfuerzo y sentir que los demás disfrutan de lo que ofreces es algo muy bonito.

Y hacer que cumpla 5 años está más que bien. Espero que dure muchos más :)

Gracias por dejernos leer tus cosas :D

Un saludo.

P.D.: La semana que viene espero ponerme al día con las entradas atrasadas.

Ángeles dijo...

Muchas gracias, Metalsaurio.
Es verdad que es una sensación estupenda que los demás se interesen por lo que hacemos, por eso no tenéis que agradecer de ninguna manera el poder leer mis cosas.
Las gracias os las daré yo a vosotros siempre.

Un saludo y hasta prontito.

Mae Wom dijo...

Tú menos contenta...y los demás que te leemos. Y un poco menos cultos, añado, que a mí me encanta aprender "palabros" nuevos ;)
Felicidades!!! Muchos años más de vida a tu blog, como milicientos años o así!!

Ángeles dijo...

Mae, ¿milicientos años más? Bueno, yo había pensado seguir unos chopocientos, pero tantos... no sé, no sé :-D

Anónimo dijo...

Pues ya mismo celebramos el sexto. Y me alegro muchísimo de estar yo también.
Muchas gracias por tu constancia y saber hacer que me ha permitido pasar unos días fantásticos durante este viaje en el tiempo.

carlos

Ángeles dijo...

Ay, sí, Carlos, yo me alegro muchísimo también de contar contigo para el sexto aniblogsario.

Muchas gracias por haber recorrido estos casi seis años en solo unos días y sin perder el entusiasmo. Eso sí que es constancia, y tiene para mí muchísimo valor.

Un abrazo.